ÁGORA (I)

Por , 15 julio 2009 22:35

escuela

No tengo por costumbre leer la prensa diaria pero hoy he tenido en mis manos un Huelva Información en una sala de espera y, por aliviar mi aguardo, lo he hojeado. Lo cierto es que, en general, considero la prensa escrita inútil como informante de la actualidad (refleja hoy lo que ha ocurrido ayer, y no muy entrada la noche, por lo que prefiero la radio, la tele y, sobre todo internet) e innecesaria como donante de opinión, ya que, como digo, en general se muestra dirigida por intereses económicos o políticos (es decir, económicos); de todas maneras puede ser enriquecedora si se lee con actitud crítica y, al menos, la misma noticia en dos periódicos diferentes y, especialmente, cuando se trata de una investigación de algún tema oscuro.Pues bien, hoy me he parado a leer a fondo dos artículos que han tratado temas que me interesan y que, en cierta forma, considero relacionados:
JOAQUÍN ARÁUZ RIVERO, secretario general de la Federación de Educación del sindicato USO, denuncia a lo largo de media página la intención de la Junta de Andalucía de retirar la subvención a los colegios concertados que no implanten la educación mixta y hace una completa apología de la educación de sexos separados (este conflicto, según vi el otro día también se ha planteado en Asturias, por ejemplo, aunque dudo que se produzca en Madrid, por poner el caso). A mí, que no me gustan las discriminaciones, ni negativas ni positivas, esto me parece una mamarrachada.  Se basan sus argumentos en:
1.- El hecho del alto índice existente de fracaso escolar: Esto es innegable pero, en mi opinión esto se produce por varias razones que no tienen nada que ver con el sexo del alumnado y su distribución. En cambio, yo lo achaco, entre otras cosas a:
1. La normal tendencia del niño a jugar antes que a estudiar, que debe corregirse con adecuada motivación y verdadera pedagogía, así como la creación de un ambiente adecuado, al que deben contrubuir tanto Administración, educadores como padres.
2. La falta de motivación que gran parte del profesorado tiene y transmite (bien por su falta de vocación dado que la carrera de Magisterio, a veces es una salida honrosa para estudiantes fracasados, a su vez, en otras carreras, bien por su falta de habilidades para la docencia, bien por estar machacados por un sistema en el que son el blanco de todas las críticas (han perdido confianza y respeto por parte de padres y alumnos) o bien porque se ha vuelto locos con tantas reformas de las reformas que infunden los vaivenes políticos.
3. El desinterés de los padres por la vida de sus hijos y el poco tiempo que comparten, así como su errónea creencia de que los niños les vienen educados del colegio, cuando la educación, más que nada, se obtiene en casa; dado que, como cualquier otro animal, un niño humano aprende, fundamentalmente, por imitación de sus mayores.
4. La influencia negativa de la televisión o otras fuentes de comunicación, fácilmente accesibles.
5. La desnaturalización del proceso de crecimiento y aprendizaje, esto es, el niño ya no puede suspender exámenes, ni siquiera tenerlos, porque se estresa; no se pelea ni se cae ni se mancha ni sale a la calle, ni va andando al colegio en compañía de otros compañeros, etc. Toda una serie de tonterías con las que los padres se rasgan las vestiduras si les ocurren a sus hijos y que casi todos han vivido en su propia infancia (no creo que ninguno haya sido luego un bicho raro de mayor).
2.- Que se obtiene mejor rendimiento de los alumnos, debido a su diferente grado de desarrollo “neuronal”, según los sexos, con la edad: ¿Pero qué estamos haciendo escuelas o granjas de gallinas ponedoras?, …pobrecitas mías.  Esto es lo más flagrante porque se introducen criterios competitivos y casi productivos (¡llega a equiparar la situación con el deporte e ironiza con la opción de establecer equipos mixtos en las competiciones!!. En nuestras escuelas hubo, durante muchos años, separación de sexos en las aulas y antes de eso, no había más que niños en las aulas (las niñas en casa) y antes de eso ni siquiera había aulas (sólo para los ricos, claro). Vale, volvamos atrás y distingamos sexos para obtener mejor rendimiento escolar (que las niñas salen en las estadísticas como más responsables y trabajadoras, y los niños son más “locos”). Lo siguiente será separar a los inmigrantes que, con el problema del idioma, retrasan las clases y les cuesta seguir la explicación del maestro. Luego separemos a los chavales que sean más torpecitos, porque están perjudicando el rendimiento de la clase y haremos clases de 2ª. Después…ya no sé qué viene después. Antes se separaban sexos por ignorante discriminación, ahora se separarán por consciente discriminación.
3.- Resulta que los padres lo piden: No sé qué padres piden eso, pero si así lo quieren, que lo paguen y lleven a sus peques a coles privados donde les enseñen materias y les eduquen las mentes.  La escuela pública debe ser igualitaria (en lo social, económico, religión, creencias o sexos) y, sobre todo, respetuosa, debiendo fomentar en los niños su espíritu crítico y capacidad de elaborar pensamientos propios, no el seguidismo.
4.- Plantea, el manido y tan de moda, chantaje emocional, del peligro que corren los puestos de trabajo del profesorado y demás personal de estos colegios “empujados” al cierre (y, más aún, en tiempo de ¡Crisis!). ¡Qué pesaditos están todos con el tema! Todos amenazando con el impacto mediático (que tanto temen los políticos) de mandar gente al paro. Así no se cierran las centrales nucleares porque van unos cuantos al paro, no se cierran fábricas obsoletas y contaminantes porque va gente al paro, no se quitan los chiringuitos que invaden la playa porque va gente al paro…qué cantinela (pero nadie dice que todas las gasolineras se han vuelto de autoservicio y han ido muchos al paro, por ejemplo).  Desde luego las fábricas que hacen misiles y minas antipersonas deben de dar bastantes puestos de trabajo, pero yo tengo claro que deben cerrarse y no, no va a ir gente al paro porque los colegios tengan que ser mixtos, eso es pura demagogia.
5.- Al final de su discurso se quita la careta y pone de ejemplo a seguir los colegios de las Hermanitas de la Cruz: Por fin llegamos al tema que subyace debajo de todo esto que no es otro que el debate entre educación religiosa (católica, claro) o laica. Con todos mis respetos, para dicha Congregación y para otras asociaciones religiosas o no, que vienen desarrollando una amplia y admirable labor social con gente desfavorecida; si el Estado aporta dinero a sus colegios (donde ya les meteran a los niños sus ideas si pueden, cosa que humanamente comprendo y hasta tolero) que la educación sea mixta y favorezca, en lo posible, la integración de los pequeños con dificultad para avanzar.
Fomentemos la responsabilidad pero ¡al carajo la competitividad!. Ya tendrán nuestros menores tiempo de convertirse en unos cabrones cuando sean mayores.

MAÑANA MAS

¿ Te gustó ? Compártelo

14 Responses to “ÁGORA (I)”

  1. Enrique dice:

    Interesante, crítico y mordaz. Uno de tus mejores post.

  2. pilar dice:

    Esto de los colegios concertados es una muestra de lo imbeciles que llegamos a ser los padres.
    Muchos de los colegios concertados no ofrecen ni siquiera los servicios obligatorios de comedor y aula matinal necesarios para eso que llaman, “la conciliación de la vida laboral y familiar”, pero claro, !donde va a parar la educación que se le da a un niño en un colegio privado con un colegio público! no tendrán esos servicios , pero, se encargan de educarle en “valores”, que yo no tengo tiempo de eso, !y lo monos que van los niños con sus uniformes!…
    Sobre el fracaso escolar, pues igual uno de los primeros motivos es lo poco que se invierte en nuestra comunidad en Educación, y luego quieren hacerse los interesantes, e igualarse a otras comunidades adelantando el comienzo de curso al 7 de septiembre, pues, !que empiecen igualando el presupuesto destinado a los colegios! Pero el motivo de este adelanto no es acabar con el fracaso escolar, sino, mas bien, facilitar que los padres puedan seguir utilizando el colegio como un mero aparcaniños, que en eso se convirtió el colegio para los padres, en un sitio donde dejar los niños mientras nos desarrollamos profesionalmente.
    Resulta que dejas a un niños de 3 años en el cole a las 7:30 de la mañana porque entras a trabajar a las 8:00, a las 2:00 el niño sale del cole, y le dan de comer en el comedor escolar, hasta las 4:00, que se lo llevan a las actividades extraescolares, a las 5:00 el padre recoge a su niño, y espera que este aprendido, educado en valores, y a ser posible limpito, para no tenerle que cambiar de ropa para ir al parque.
    Luego suplimos esa falta de tiempo dedicado a los niños, con regalos, con psicólogos, con psiquiatras…porque resulta que el niño si se comporta como un niño,es hiperactivo, y si no rinde en el cole es que tiene TDA, a todo le buscamos una justificación que no tenga nada que ver con nuestra falta de atención.
    Sobre los motivos que das para el fracaso escolar, los 5 tienen que ver con los padres, por ejemplo, la tele, quien es responsable de lo que ven en la tele nuestros niños si no nosotros? si no es adecuado un programa para un niño, no aparques al niño delante de la tele. Es verdad, que hay programas en horario infantil que no son adecuados, pero nosotros somos la audiencia, y nosotros decidimos que se pone, y que no, si cuando ponen barrio sésamo tuviera audiencia, ya se encargarian de poner ese tipo de programas, pero tiene mas audiencia ver como Pipi y Maria la Piedra se tiran los trastos por tv.
    Y nuestros niños, como esponjas, empapándose de todo lo que les ponemos por delante.

  3. jpgalan dice:

    A Pilar:
    Veo que es usted madre y sabe perfectamente de lo que habla. Aporta numerosos y precisos datos. Estoy totalmente de acuerdo y me pregunto ¿por qué en otros países europeos con los que tanto queremos compararnos las tardes en TV están llenas de programas infantiles y familiares, mientras que en España están llenas de “marujeos” y zafiedades? ¿Nadie va a cambiar esto? Quizá tiene algo ver con las lamentables recientes violaciones colectivas de adolecentes por parte otros adolescentes acaecidas estos últimos días. La violencia y el sexo, y el sexo con violencia y la violencia con sexo, están al alcance de los niños desde pequeños.

  4. Keiko dice:

    Los alumnos de secundaria hacen sus cuentas y le salen exactas. El discurso sería el siguiente: Este año, como no puedo repetir, me la pasaré jugando a la play (o a la wii o a la nintendo o a la DS o…) y chateando, no aprenderé nada, claro, con lo que las lagunas serán cada vez mayores, pero también dará igual porque como soy tonto o TDAH o mis padres se han separado o … me harán una adaptación curricular o me pasarán a diversificación curricular (que es más cómodo para los profesores, y un absurdo, ya que si ya tienen un nivel bajo, ¿cómo se pretende que lo suban sacándolos de su clase para darles menos contenido que a sus compañeros?????), al final, haga lo que haga, me aprueban o me dan un certificado de que pasé por aquí (programa de garantía social). Mis padres, me llevarán al psicólogo, pero ya tengo preparada la respuesta: si no hago caso a mis padres, ni a mis profesores, ¿por qué voy a hacer lo que me diga este?
    Tengo amigos profesores de universidad que me comentan el desastre que supone la ESO. Sus alumnos no saben expresarse, tienen múltiples faltas de ortografía y se dedican a charlar continuamente en las clases, y eso que se supone les llega lo mejorcito, los que pasan el bachillerato!
    En cuanto a la violencia y las agresiones sexuales, es importante el detalle de que se realicen colectivamente, así la culpa se diluye en el grupo, y las edades son dispares: no es lo mismo tener 13 que 16. La educación, poner límites a los hijos es fundamental, sobre todo si tenemos en cuenta

  5. Keiko dice:

    ….que la madurez del cortex cerebral no se alcanza hasta los 25 años.

  6. flat eric dice:

    lo ocurrido recientemente en Baena e Isla Cristina es absolutamente despreciable.Algo está fallando en el sistema: las instituciones educativas,o judiciales,o son los padres, o todos a la vez ; nuevamente se abre el debate de la reforma de la Ley del menor ¿hay que elevar la edad de imputabilidad penal por encima de los 14 años?¿se hace necesario redefinir el sistema educativo elevando la escolarización obligatoria o modificando los parámetros técnicos actualmente empleados?¿y crear una escuela de padres? dicen que la sociedad ha cambiado en los últimos 30 años de un manera extraordinaria…..pero ¿a mejor?… yo, me sigo quedando con ese kilométrico bocata de salchichón que te merendabas mientras veías barrio Sésamo;con los partiditos en la calle utilizando los garages como porterías, con las cánicas, el trompo,el madelman,los clips,y los juegos reunidos jeiper; ¿los cambias por el bollycao mientras te empapas del último ligue de Marujita Díaz?,y…. como no puedes jugar en la calle, pues venga, que me compren los papis la Play,así estoy callaíto toda la tarde………

  7. jpgalan dice:

    A Keiko y Flat Eric:
    ¿Qué proponéis para mejorar el tema? Está claro que el sistema falla. Yo creo que por donde flaquea más es por los padres, aunque entiendo que la sociedad, la televisión, la organización educativa y, sobre todo, los papanatismos políticos, no les ayudan.

  8. Keiko dice:

    Lo primero que tendríamos que plantearnos los adultos es si estamos preparados para ser padres. A mí me parece una gran responsabilidad, hay que dedicar mucho tiempo y esfuerzo después de una jornada de trabajo, por lo que se tendría que conciliar la vida familiar con la laboral, y no solo desde el punto de vista político, si no también como una cuestión de prioridades y de escala de valores personales. ¿La sociedad? Nosotros somos la sociedad: damos ejemplo a los menores con nuestro comportamiento, somos sobreprotectores, creemos que les causaremos una daño irreparable si no les compramos las zapatillas de marca, etc. La televisión emite lo que la audiencia quiere ver, y no son documentales precisamente, así que cada padre debe conocer qué programas ven sus hijos, y no echar la culpa a las cadenas de televisión, que con apagarla se resuelve el problema. Los profesores tienen cada vez menos autoridad porque los padres le dan la razón a sus hijos, por muy absurda que sea la historia que les cuenten, y en Delegación no les apoyan, se dedican a tapar los conflictos en los centros por no reconocer que el asunto se les ha ido de las manos. Delegación depende de la Junta: con la iglesia hemos topado!
    Yo también me quedo con los bocatas, el colacao, Barrio Sésamo y las tardes en familia jugando al parchís.

  9. flat eric dice:

    Es evidente que los padres, familia y profesores,tienen algo o mucho que ver en la ordenada educación de los hijos, tarea nada fácil por otra parte. Uno de los problemas que más preocupan en la actualidad, es el aislamiento social de los jóvenes; hace más de dos décadas que las autoridades gubernativas han fomentado la incorporación del mujer al trabajo,mediante la inserción de medidas legislativas de discrimación positiva que han conseguido, afortunadamente , una plena integración de la mujer al mundo profesional desterrando mitos y costumbres fuertemente ancladas en la sociedad española.Sin embargo, grave error, no ha sido hasta fecha relativamente reciente cuando el legislador ha empezado a acompañar medidas de conciliación entre la vida familiar y laboral; es ahora cuando las autoridades que tienen la resposabilidad de legislar, se dan cuenta que no sirve de nada “desvestir un santo para tapar a otro”es decir, realizar una excelente labor integradora de la mujer en el mundo profesional, si luego dejamos a nuestros hijos la mayor parte del día sólos “o en compañia de otros”. Es ahora cuando se están implementando(con gran aceptación) medidas que permiten flexibilizar horarios, descuentos en las cotizaciones sociales, mayores permisos,extensión al hombre de estos, subvenciones, y demás medidas de fomento extraordinarias ; creo que se avecinan tiempos mejores para la educación de los jóvenes, hay que ser optimistas, aunque quede aun mucho camino por recorrer.

  10. pilar dice:

    Toda la razón Keiko, a eso me referia con lo de la audiencia somos nosotros.
    El problema vuelve a ser el mismo, hacemos lo que se supone que tenemos que hacer, casarnos y tener hijos, no nos planteamos a que tenemos que renunciar al tener hijos, sólo los tenemos porque es lo que se espera de nosotros, y luego ya haremos malabares con los niños para continuar con nuestro ritmo de vida.
    Mi opinión es que para tener hijos deberiamos ser consecuentes, y renunciar a cosas, como plantearnos dejar de trabajar por un tiempo o reducir la jornada laboral uno de los dos en la pareja (si se trata de una familia biparental claro), aunque eso suponga renunciar a la casa en la playa o a comer fuera los fines de semana, o tener el monovolumen de moda.
    Lo que está claro es que los niños necesitan tiempo, que le dediquemos tiempo a ellos, y no que los llevemos a un segundo plano y pasen a ser un problema.
    Más bocatas de nocilla en pan de barra, más Barrio Sésamo, y si en vez de parchís, jugamos una wii en familia pues también, porque no?

  11. pilar dice:

    Los niños nos piden a gritos que les pongamos topes, barreras, que les digamos hasta donde? piden a gritos un NO, un no necesario para aprender eso que parece que no queremos asumir, la tolerancia a la frustración, a la negación. (creo q esto tiene mucho que ver con lo ocurrido en Isla)
    Educar no es sólo que aprendan en el cole y enseñar modales, educar es aprender a conocerse a si mismo, sus limitaciones, sus habilidades, a conocer y valorar el mundo que les rodea y la adaptación a este, y saborear la vida, quererse a ellos mismos y respetarse, respetando a los demás.
    Educar es enseñar a vivir plenamente, e intentar hacer adultos lo mas felices posibles.
    Esa es mi visión de la educación, y asi lo intento llevar a la práctica.
    La aventura más bonita y complicada en la que me embarqué.

  12. Keiko dice:

    Pilar y Flat eric:
    Comparto absolutamente vuestras ideas y felicito a Pilar por ponerlas en práctica. Yo tendría que modificar parte de mi actual sistema de trabajo para poder embarcarme, por coherencia con lo que comentamos (no vayan a llamar mamá a la abuela). Si tengo hijos es para poder vivir y disfrutar con ellos plenamente. Aunque esos cambios, espero a corto plazo, pienso hacerlos en principio por y para mi (por coherencia también).

  13. jpgalan dice:

    Pienso que, honestamente y actuando consecuentemente y con responsabilidad, es casi imposible compatibilizar la educación correcta de los hijos con el modo de vida de la clase media actual. Vivimos en una sociedad hedonista con poco o ningún nivel de sacrificio, por un lado y, con un acceso difícil al trabajo y a la vivienda, por otro. Obviamente, si los jóvenes consolidan una posición económica tarde o nunca, no se independizan hasta los treinta, dado el precio que han alcanzado las viviendas y, tampoco se conforman con cualquier cosa y no están dispuestos a renunciar a tener el último modelo de coche y viajar o comer fuera, lo de criar hijos se coloca en un tercer plano. Pero si no es obligatorio, ¿quién nos manda tenerlos? Ahora bien, que si se tienen, el 80% del tiempo será para sacrificarse por ellos y con ellos y sólo el 20% será para disfrutarlos (vestidos de marca, eso sí…).

  14. pilar dice:

    Pues lo que yo decia, que se tienen hijos por pura inercia, por lo mismo que nos casamos, porque es lo que se espera de nosotros y ahí está el error.
    Creo que lo de tener hijos debe ser algo muy meditado, llega un momento que es una necesidad, como que te lo pide el cuerpo, criar, trasmitir, educar… si cuando llega esa necesidad, está uno convencido de sacrificar muchas cosas y embarcarse para toda la vida en eso pues adelante.
    Por cierto Keiko, la que habla tuvo a sus hijos cuando todavía no había alcanzado la madurez su córtex cerebral, menos mal que después la fui alcanzando. Jeje

Añadir un comentario

Resuelve el acertijo (requerido)